¿Cuáles son los mejores antioxidantes?

Constantemente leemos sobre los antioxidantes en la mayoría de los artículos sobre salud o belleza, pero ¿qué son realmente? Y sobre todo, ¿cuáles son los mejores? 

Cuando se expone al sol, la contaminación, el clima frío, su cuerpo es propenso a los compuestos dañinos llamados radicales libres. Estos enemigos se unen a todos los átomos sanos de su cuerpo, dañándolos y facilitando la instalación de problemas en la piel (irritación, arrugas, apariencia apagada).

Aquí es donde entran en juego los antioxidantes: moléculas en la primera línea de defensa para neutralizar los radicales libres. Nuestro cuerpo tiene sus propios sistemas de defensa antioxidante (glutatión antioxidante celular) para controlar los radicales libres, pero la entrada de fuentes externas es más que bienvenida. Los antioxidantes también se encuentran en alimentos, especialmente  frutas, verduras y otros alimentos integrales de origen vegetal, pero también en complementos alimenticios. 

Las vitaminas C y E son los antioxidantes más importantes para nuestro organismo, no solo para la piel. Las bayas,  el té verde / blanco, el café y el chocolate negro son famosos como buenas fuentes de antioxidantes, pero también los productos de carne y pescado contienen una cantidad significativa. 

En principio, una dieta equilibrada asegura una ingesta suficiente de antioxidantes, sin necesidad de suplementación de otras fuentes. 

De hecho, es importante señalar que la ingesta excesiva de antioxidantes aislados puede incluso tener efectos tóxicos e incluso promover (en lugar de prevenir) el daño oxidativo, un fenómeno llamado “paradoja de los antioxidantes”.

Contenido de este artículo

Sulforafano

El consumo de alcohol pone a prueba el hígado y, a medida que metaboliza el alcohol, se produce una inflamación, al tiempo que crea radicales libres que provocan la deshidratación y la ruptura de los vasos sanguíneos. Y la falta de descanso agrava la situación, si tu piel no tiene el respiro necesario para recuperarse del sueño. El sulforafano es un antioxidante que se encuentra en el brócoli y estimula el sistema antioxidante natural del cuerpo, con propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes.

cuenco con los mejores antioxidantes

Vitamina E

No solo neutraliza los radicales libres, la vitamina E también ayuda a mantener las membranas celulares, restaurando la barrera de la piel, la primera línea de defensa para prevenir la deshidratación. Cuando la piel está expuesta a temperaturas muy bajas (ya sea que se esquía o se corre al amanecer), se produce una reacción natural en el cuerpo, que genera radicales libres que pueden atacar la barrera de humedad de la piel. Por eso, es importante intervenir desde el exterior, utilizando un sérum o una crema con vitamina E.

Vitamina C, el antioxidante estrella

Si no se usa un producto con factor de protección solar a diario, los rayos ultravioleta penetran en la piel y los radicales libres destruyen el colágeno y la elastina, mientras que los melanocitos aumentan la producción de pigmento. Así aparecen líneas finas, arrugas y manchas marrones. Pero la protección no siempre es suficiente. 

Sin embargo, la vitamina C aumenta el factor de protección de la propia piel, atenúa las imperfecciones y estimula el colágeno. Es importante destacar que la vitamina C es inestable si no se asocia con la vitamina E, un detalle que no muchos de nosotros tenemos en cuenta.