Zinc: conoce su importancia en tu alimentación

Como un oligoelemento necesario en muchas funciones del organismo, el zinc juega un papel importante en la inmunidad, ayuda a tratar el acné, tiene acción antioxidante y los beneficios no se detienen ahí.

El cuerpo humano contiene 2-3 g de zinc distribuidos por todo el cuerpo. Es un mineral indispensable para el organismo: participa en la síntesis de ácidos nucleicos ARN y ADN, es fundamental para el crecimiento y desarrollo. Se requiere en muchas reacciones enzimáticas y juega un papel importante en el metabolismo de proteínas, carbohidratos y lípidos. 

El zinc es necesario para los sentidos como el gusto y el olfato, ayuda a mantener la piel y el cabello en buen estado, actúa sobre la reproducción y la sexualidad. También favorece la producción de prostaglandinas, sustancias que intervienen en muchos procesos (contracción del útero, actúa sobre los bronquios, los riñones) y que tienen acción antiinflamatoria. En los ancianos, los niveles bajos de zinc están asociados con el proceso inflamatorio crónico.

Cabe mencionar que el requerimiento diario de zinc en mujeres es de 12 mg y en hombres de 14 mg.

Contenido de este artículo

¿Cuáles son las propiedades y beneficios del zinc?

Apoya la inmunidad

El zinc interviene en las defensas antiinfecciosas del organismo, participando en la producción de anticuerpos y glóbulos blancos, escudos naturales que nos protegen de las enfermedades. Un estudio reciente mostró que aumentar la necesidad de zinc puede reducir a la mitad la duración de un resfriado. Tomado al inicio de una infección por virus, el zinc también puede disminuir su gravedad.

Trata el acné

Los beneficios del zinc en el tratamiento del acné están comprobados. La suplementación de este mineral ayuda a controlar el sebo, reduce la inflamación, promueve la curación y reduce el acné. Generalmente, una cura de zinc para el acné dura 3 meses, siendo el tratamiento personalizado.

zinc

Deficiencia de zinc

Cabe mencionar que los niveles de zinc en el cuerpo pueden reducirse con anticonvulsivos, anticonceptivos orales, terapia hormonal, antiácidos y algunos diuréticos.

La deficiencia de zinc se manifiesta por infecciones frecuentes, heridas difíciles de curar, retraso del crecimiento, alteraciones del gusto y del olor, disminución de la fertilidad masculina, dermatitis, diarrea, piel seca, acné, uñas quebradizas, apatía e irritabilidad.

Al descongelar la carne de esta manera, asegúrese de que esté completamente sumergida en el agua. La desventaja de este método es que dicha carne no se puede almacenar. Deben prepararse inmediatamente después de la congelación.

Las mejores fuentes de zinc

Las fuentes generosas de zinc incluyen los siguientes alimentos (100 g): ostras (16 mg), hígado de res o cerdo (9 mg), germen de trigo (7 mg), pan integral (5 mg), carne de res, yema de huevo (4 mg), soja (3 mg), frijoles y lentejas (2-2,5 mg).